Loading
X
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestro aviso legal. Aceptar
Cumbre mundial de planificación familiar

El pasado 11 de julio  tuvo lugar el congreso Family Planning Summit en Londres. En él se han reunido personas influyentes de la sociedad civil y de las empresas privadas.

Paralelamente se está llevando a cabo la campaña #BecauseSheCounts, un movimiento alrededor de todo el mundo encabezado por Countdown2030Europe (en el que está representada la Federación de Planificación Familiar Estatal).  La finalidad de ambos es lograr los objetivos de la iniciativa FP2020, establecidos en la cumbre de planificación familiar de 2012. Su cumplimiento es el primer paso para la cobertura universal de servicios de salud sexual y reproductiva fijada para el 2030, como aparece contemplado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible 3 y 5.

La reivindicación es que -en 2020- 120 millones de mujeres puedan acceder a métodos anticonceptivos modernos. Dicha iniciativa fue establecida hace ya cinco años (en 2012) en otra cumbre de planificación familiar. Han sido 30 millones de mujeres las beneficiadas desde entonces.

Sin embargo, se calcula que más de 214 millones de mujeres tienen embarazos no planificados y una necesidad no cubierta de anticonceptivos modernos. La mayoría se encuentran en países en vías de desarrollo (se estima que el 95% de los embarazos adolescentes o en niñas suceden en estos países). Decidir si se quiere tener descendencia, cuándo y el número de hijos/as, es uno de los derechos reproductivos básicos, por lo tanto un derecho humano y universal.

Se han realizado avances importantes en el sur y el este de África. Por primera vez en esta zona del mundo, el 30% de las mujeres pueden acceder a la planificación familiar y tener información sobre anticonceptivos.

El problema ha surgido por la restauración del GlobalGag Rule en Estados Unidos (también conocido como la Política de la Ciudad de México, por la ciudad donde se firmó por primera vez en 1984 o la Ley Mordaza). Esta normativa consiste en la retirada de financiación a entidades que tengan relación directa o indirecta con el aborto.

De este modo, USA ha retirado totalmente su apoyo económico a la UNFPA (Fondo de Población de las Naciones Unidas). Al dejar de contemplar Trump a esta organización en su presupuesto,  la repercusión alcanza a setenta de los países más empobrecidos.

Sesenta y nueve gobiernos junto con representantes del sector público y privado han acordado establecer un fondo para paliar esta carencia. Su misión es llegar a los 2.500 millones de dólares en 2020. Entre los países donantes se encuentran Reino Unido y Canadá.

India se ha comprometido a incrementar el acceso a métodos de contracepción y a la educación en 146 de sus distritos. Muchos países del África Subsahariana y del Sudeste Asiático también han renovado sus acuerdos en este sentido.

El cambio cultural es la clave. Desde el Ministerio de Salud de Uganda, la doctora Dinah Nakiganda-Busiku, apuntaba: “llevaremos a cabo una nueva estrategia de comunicación para cambiar comportamientos sociales”.

Resulta fundamental ganarse los apoyos de las oposiciones religiosas. Estigmatizar el embarazo fuera del matrimonio supone muchos abortos clandestinos, y, por lo tanto, pone en riesgo la vida de las mujeres.

La Vicesecretaria General de Naciones Unidas, Amina Mohammed, manifestó que era importante "convertir a los no convertidos" para que aceptaran el uso de los métodos anticonceptivos.

Deja un comentario



Chile legaliza el aborto en tres supuestos
Cumbre mundial de planificación familiar
Nuevo DIU con bolas de cobre y sin hormona
Presentan datos sobre aborto y Atención Primaria
Salud sexual
Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva sigue sin renovarse
Etiam tristique niba
Etiam tristique niba
Etiam tristique niba
Etiam tristique niba
Etiam tristique niba
Etiam tristique niba
Tags
Pedir cita
He leído y acepto los términos y condiciones