Loading
X
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestro aviso legal. Aceptar

Biopsia

Biopsia ginecológica

La biopsia cervical, es una pequeña extracción de tejido de tu cuello del útero para ver si tienes células cancerosas. Por lo general, la biopsia se suele realizar cuando la citología o la prueba de Papanicolaou indicó anomalías en sus resultados o también que durante un examen pélvico hemos podido observar un área anormal. En otros casos, en los que se puede realizar una biopsia de cuello uterino, es para diagnosticar y contribuir en el tratamiento de pólipos, verrugas genitales y cuando estuviste expuesta al medicamento Dietilestilbestrol (medicamento que tu madre tomo durante su embarazo)

No tienes que tener una preparación especial previa a la biopsia, solo procura tener la vejiga y el intestino vacío para tu comodidad. Y recuerda no mantener relaciones sexuales y practicar duchas vaginales antes de hacerte la prueba.
Durante la biopsia, puedes sentir un pinchazo cada vez que se toma una muestra de tejido y puede causarte algo de calambres. Después, puedes tener algún sangrado que puede durar unos días. Es aconsejable que evites las relaciones sexuales y el uso de tampones para permitir la cicatrización del cuello del útero.

Tipos de biopsia ginecológica

Hay 3 métodos diferentes para tomar muestras de tejido del cuello uterino, que son, la biopsia sacabocados, la biopsia de cono y la biopsia de raspado endocervical.

- Biopsia en sacabocados: se extraen pequeñas cantidades de tejido del cuello uterino con un instrumental llamado pinza de biopsia. Se puede añadir contraste en el cuello del útero para poder detectar las anomalías con más facilidad.

- Biopsia en cono: se llama biopsia en cono porque se extrae una tejido con forma de cono (conización). Se extrae tejido anormal y una pequeña cantidad de tejido normal para dejar en el cuello uterino un margen libre de células anormales.

- Raspado endocervical: se extraen células del canal endocervical con un instrumento manual cuya punta tiene forma de cuchara o gancho pequeño denominado cucharilla.

Si necesitas un ginecólogo en Madrid porque necesitas realizarte una biopsia cervical, puedes ponerte en contacto con nosotros por medio de nuestra web pidiendo cita o acudir a la Clínica El Bosque para que te ayudemos.